25
Mar 16

00008 - ¿Tú cara me suena? Genes y Doppelgängeres

composicion caras_RECORTEAlguna vez le han dicho a usted: "He visto a alguien igual que tú. ¡Con tu misma cara!" Su doble le habrán dicho. Pues hay una palabra del alemán que describe tal situación, Doppelgänger, la cual viene a significar tu doble andante. Todos tenemos de esas anécdotas a la cuales además me pregunto: ¿Tú doble es debido porque hay una finita configuración espacial en las formas de las caras? ¿Están asociadas a grupos de genes concretos?

Dante Gabriel Rossetti, "Como ellos se conocieron a si mismos" 1864

Dante Gabriel Rossetti, "Como ellos se conocieron a si mismos" 1864

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Entre las anécdotas tengo varias. Mi padre es igualito a mi. O mejor dicho soy una copia de su cara, ojos claros pero yo tengo pelo en la cabeza. Cuando era joven a él le decían el ruso. No es que se parezca a un ruso, pero sí su cara es poco común por las latitudes del mediterráneo ibérico.  Una vez estuvimos mis padres y hermanos en Tenerife y saliendo de una función en el LoroParque; mi hermana pequeña empezó a dirigirse a un joven alemán como "papa, papa". La verdad, el joven alemán tenía una cara muy parecida a mi padre. Yo supongo que la cara de mi padre (y mía) es más común en centroeuropa y países eslavos.  Es decir, el "fenotipo" expresado por los genes encargados en la  morfología facial tendría un origen fuera de la península Ibérica; eso es lo que yo hipotetizo.

 

Transformaciones y mapas de calor que muestran la variación en la forma de la cara se ve afectada por sexo y la ascendencia (Claes et al. 2014)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 
 
 

Las nuevas tecnologías en secuenciación masiva permiten buscar y encontrar diversos marcadores (genes y/o variaciones en una base nucleotídica) , los cuales están correlacionados con la formación de la cara. Y a su vez se están programando los primeros algoritmos para formar un "retrato robot" de sujeto en cuestión con la información de dichos marcadores genéticos. Es decir, las técnicas forenses están avanzando tanto que no sólo se puede obtener el sexo, grupo sanguíneo, sino que también se puede asignar el grupo étnico con la morfología facial utilizando una gota de sangre. Todo muy futurista, pero el futuro ya está aquí.

 

 

Diagrama para la investigación en el modelado de los rasgos faciales desde el ADN. (Claes and Shriver, 2014)

 

 

Otra cosa en la que reflexiono es si ciertas morfologías, si ciertas caras están asociadas a ciertas personalidades. Por ejemplo, tengo un compañero de trabajo con cierta personalidad autista-asperger. Pues bien, encontré una fotografía de un congreso internacional al cual fue el investigador jefe hace casi 30 años en el que aparece un estudiante igual que mi compañero, con la misma cara, altura y postura. Salvo que mi compañero se convierta en un viajero en el tiempo, me pregunto si ciertas fisionomías, si ciertas caras  están asociadas a ciertos comportamientos. Puede ser una hipótesis alocada como la frenología fue en su tiempo. Pero si ahora se pueden correlacionar genes con morfología, en la próxima décadas serán rutas metabólicas y dentro de 50 años la posibilidad de discernir y modelizar redes neuronales y comportamientos emergentes (personalidad) de un individuo con sólo una gota de sangre. Tiempo al tiempo.